PGA Championship

Presentado por:

Las diez conclusiones del Masters 2024

[tta_listen_btn]
  • Scottie Scheffler es el indiscutido número uno del mundo. Ya no es novedad decir que estamos ante el mejor jugador del planeta golf, y por mucho margen. Llegar como máximo candidato y ganar por varios golpes es de pocos privilegiados. Scheffler entró en una zona en la que pocos golfistas han estado. Esa en la que tienen un dominio absoluto y en donde sus colegas lo respetan y hasta saben que es difícil pelear con él. Se mostró dominante en todas las áreas del juego dejando atrás las dudas que tenía sobre el green. Tiene todo para ser el dueño del golf por varios años.
  • Ludvig Aberg ya es una figura mundial y dará mucho que hablar. Esa sonrisa inocente se compró el corazón de todos los golfistas del mundo. Cuando Ludvig se paseaba por Augusta National, con la cara de alguien que está disfrutando como nadie su experiencia, a pesar del costoso doble bogey al 11, se ganó fanáticos por miles. Muchos de los que ven golf pocas semanas al año descubrieron esta semana un jugador extraordinario y que será uno de los competidores directos de Scottie Scheffler en el próximo tiempo.
  • PGA TOUR se hizo fuerte en su lucha contra el LIV. El top-5 del tablero fue de jugadores del PGA TOUR. Solo Bryson De Chambeau estuvo metido en la conversación del torneo pero el sábado en el back-9 se despidió de la pelea. Cameron Smith y Tyrrell Hatton cumplieron con las expectativas, pero otros nombres nunca estuvieron en danza. ¿Cuánto pesará no tener eventos de jerarquía en su calendario que les sirva para medirse en momentos de presión extrema como puede ser el Masters?
  • Augusta National es un tremendo campo de golf y da gusto cuando se presenta en su versión difícil. El viento se hizo presente durante gran parte de jueves, viernes y sábado y vimos a los jugadores sufrir el Masters. Tener esas condiciones lo hace muy disfrutable. Es un campo que los vuelve locos y los exige a cada centímetro. Sin dudas, el mejor del mundo se llevó el máximo premio. Augusta National no es para cualquiera.
  • Rory McIlroy no fue factor. Así como muchos de los jugadores del LIV no fueron protagonistas, otras estrellas del PGA TOUR tampoco lo fueron (Spieth, Thomas, Clark)  y a la cabeza estuvo el norirlandés que nunca estuvo ni cerca de merodear la cima del tablero. Eclipsado en las dos primeras rondas por Scheffler, McIlroy siente el peso de ser candidato cada vez que llega a Magnolia Lane. Esta vez probó cosas diferentes pero tampoco dieron fruto. ¿Qué cambios debería hacer Rory para poder tener chances de ganar el Masters y así completar su Grand Slam?
  • Jon Rahm llegó como campeón defensor y luego de dejar atrás la cena de campeones, nunca llegó a meterse en la pelea sería por defender el saco verde. En sus palabras se nota un grado de insatisfacción por la decisión que tomó a fin de año de irse a LIV Golf. No jugó ninguna ronda bajo par e hizo el mismo score que José María Olazábal, quien hace rato está fuera de la competencia sería ¿Será una señal que la competitividad que dice tener en LIV no es tan así?
  • Santiago De la Fuente y su experiencia en el Masters. El mexicano no superó el corte pero sin dudas se habrá llevado una valija llena de recuerdos y de buenos consejos para su carrera. Los ganadores del LAAC todavía no han podido tener buenas actuaciones, solo Álvaro Ortiz superó el corte, pero se llevan experiencias que serán importantes para su carrera. Con toda la historia que el Masters tiene detrás, más las expectativas que tienen estos chicos en la previa, se hace difícil además ser competitivos a la hora del score.
  • Tiger y un nuevo récord, pero con un final agrio. El viernes todos teníamos una sonrisa por ver a Tiger Woods con la posibilidad de jugar los cuatro días. El cinco veces ganador en Augusta National superó el corte clasificatorio con autoridad y llegó a un nuevo récord, 24 consecutivos. Pero el fin de semana fue otra historia. Su score total más alto en la historia del torneo y un último lugar que muestra que no está listo para competir en cuatro rondas. Su próximo objetivo es el PGA Championship. Todos sabemos que trabajará duro para que esta imagen cambie. Y nadie duda que lo podrá hacer.
  • ¿Scottie Scheffler gusta o aburre? Algunos este domingo decían que había sido un Masters aburrido por falta de emoción. Seguramente sean aquellos que no disfrutan de un jugador dominante y lleno de talento como lo es Scheffler. Quizás no es la figura que los medios quieren tener ya que tiene bajo perfil, pero otros han tomado la bandera de Scottie y quieren ver a un jugador que puede entrar en la historia grande del golf, a base de un enorme talento y que sin tantas estridencias quiere empezar a dejar su sello junto a los más grandes.
  • ¿Qué tan importante es un caddie? A veces está en duda el valor de un buen caddie, pero con Ted Scott estamos en presencia de alguien que ha sido decisivo en la historia de Scottie Scheffler. Recordemos que el número uno del mundo no había podido ganar en el PGA TOUR antes de su llegada. Ahora ya tiene nueve títulos, entre ellos dos Masters (ya había ganado otros 2 con Bubba Watson) y parece que hacen una pareja imbatible.

Compartir / Enviar:

Deja una respuesta

Comentarios:

Que buen análisis. Pero más interesante el desafío de lograr esa penetración. ¿podremos?
Quedo en espera de sus amables noticias.

La Gestión del Golf en el Siglo XXI

Primer libro sobre Gestión Integral de Golf en el Mundo.

¡Regístrate y accede a todo el contenido del libro!

Acceso a Leaderboards:

Calendario Tours:

¡No hay eventos!
Anterior Siguiente

Newesletter: