PGA Championship

Presentado por:

10 conclusiones que nos dejó el Masters 2023

[tta_listen_btn]

La semana del Masters se espera con tantas ansias a lo largo del año, se disfruta tanto mientras dura pero pasa tan rápido que no queremos dejar que se nos escape de las manos y queremos seguir hablando de ella. Por eso compartimos con ustedes algunas conclusiones de lo que se vivió en Augusta National con la primera victoria de Jon Rahm. ¿Poco emocionante? Puede ser. Al igual que la de Scheffler el año pasado, el ganador llegó al tee del 18 con mucha ventaja y eso le quitó drama a un final que no tuvo grandes luces, ni tiros que quedarán en la historia. Pero, de todas maneras, sigue siendo el Masters, la mejor semana del año.

1. En el paraíso de los pegadores de pelota, Jon Rahm algún día tenía que ganar. En los seis viajes previos a Augusta National el español tenía 4 top-10’s y este año abrió de una manera descomunal con tres victorias en en las primeras cinco semanas del año. Solo Scottie Scheffler con su presente y su pasado pudo haber hecho que el vasco no fuera el máximo candidato para ganar. La tranquilidad y la seguridad que mostró el día domingo es digno de alguien que seguramente no será la única vez que gane el Masters.

2. La lucha por el número uno del mundo se ve sumamente atractiva y digna de seguir como se desenvuelve a lo largo de las próximas semanas. Esta alternancia con Scottie Scheffler alimenta a ambos y nos permite ver lo mejor de ambos jugadores. ¿Quién se puede animar a decir quién es el mejor jugador del mundo en la actualidad?

3. Brooks Koepka, Phil Mickelson, Patrick Reed y otros nombres como Joaquín Niemann dejan claro que por haber cambiado de Tour no dejaron de saber jugar al golf. Podrán hacerlo menos días, contra menos jugadores, sin presiones y hasta con música, pero el talento no lo pierden. Y su semana en Augusta National lo comprueba. Será bueno verlos a ellos en mayo en el PGA Championship. Se los verá con otros ojos, no con la desconfianza con la que se los vio en la previa del Masters.

4. Rory McIlroy es un misterio. En el major en el que “teóricamente” es más fácil pasar el corte, el norirlandés de despachó con una segunda ronda inadmisible para un jugador de elite. 77 golpes el viernes lo dejaron sin fin de semana igual que en THE PLAYERS. Casi diez años de su último grande. ¿Hay todavía lugar para un nuevo major? Yo creo que sí, pero las oportunidades pasan y las está dejando pasar, a veces, de manera extraña, como esta semana.

5. Tiger Woods superó el corte para alegría de todo el mundo golfístico pero el domingo no aguantó más y se tuvo que retirar ante los dolores y el sufrimiento que le generan sus heridas. El más grande de todos los tiempos parece estar jugando sus últimos cartuchos. ¿Cuánto le queda? Parece que habrá que disfrutar lo próximo que venga, porque puede ser ya las últimas versiones de quien cambió el mundo del golf para siempre.

6. Hace tiempo que el Masters no nos regalaba la historia de un amateur jugando gran golf en Augusta National y Sam Bennett nos hizo prestarle atención y nos brindó una historia de coraje y de lucha. Su top-16 fue una de las mejores presentaciones en los últimos años y nos dejó un nombre al que veremos pronto en los leaderboards del mundo del golf.

7. Los latinos cumplieron sus objetivos. Joaquín Niemann tuvo su mejor resultado en el Masters y en cualquiera de los majors que jugó, aunque pudo haber terminado más arriba por la calidad de golf que mostró. Para Mito Pereira la satisfacción de superar el corte en su primera participación es válida, mientras que para Abraham Ancer también jugar las cuatro rondas luego de su pase al LIV demuestra que sigue estando en el mejor nivel. Mateo Fernández de Oliveira cumplió el sueño de jugar en Augusta National y habrá sacado importantes conclusiones de cara a su próxima carrera profesional. El argentino luchó, jugó buen golf y tuvo mala suerte con el lado del horario, pero siempre es inolvidable jugar tu primer Masters.

8. Hay lugares que están hechos a la medida de ciertas personas y eso aplica para Fred Couples y Augusta National. Solo una victoria, en 1992, parece poco para Freddie, pero este año le sumó ser el jugador de más edad en superar el corte. A los 63 años el estadounidense disfruta cada paso que da y nosotros de un swing que no pierde vigencia y que cuando pisa Magnolia Lane se enciende.

9. Casi cinco horas de juego para el “twosome” final. Uno puede entender que se está definiendo un major, pero no se puede jugar a este ritmo, es inadmisible. Solo ver el tiempo que se toma Patrick Cantlay antes de cada tiro hace desesperar hasta el más paciente. Pobre el chino Guan de 14 años al que le pusieron multa por tiempo indebido en 2013.

10. Por último, cada año experimentamos esa sensación de que todo en Augusta National es perfecto, y lo es. Vueltas de práctica compartidas entre PGA TOUR y LIV, volvió el torneo de par-3 cada vez con más familia dándole un colorido extra, las modificaciones al campo lucieron bien, hay nombres que siempre nos generan algo extra al verlos en el Masters (Jordan, Phil, Freddie) y esas tradiciones que todos tan bien conocemos. Por algo es la semana más especial del año y qué mejor que comenzar esta aventura de Golf en Español con el Masters.

Compartir / Enviar:

Deja una respuesta

Comentarios:

Muy buenos comentarios, gracias Marco!
Excelente Definición para el infarto. Se podrá decir que lo regalo Rory o que lo Ganó el Demonio Pero en Golf nunca está todo Dicho. Bien elegida la Cancha que…
Excelente historia! Gracias. Me dieron ganas de verlo.

La Gestión del Golf en el Siglo XXI

Primer libro sobre Gestión Integral de Golf en el Mundo.

¡Regístrate y accede a todo el contenido del libro!

Acceso a Leaderboards:

Calendario Tours:

¡No hay eventos!
Anterior Siguiente

Newesletter: