PGA Championship

Presentado por:

Viajando por Florida

[tta_listen_btn]

Acaba de terminar el llamado Florida Swing en el PGA Tour y me di cuenta de que, si 4 amigos se deciden a hacer un viaje de golf inolvidable, Florida puede ser imbatible por varias razones. El clima en esta época del año es perfecto, si esquivamos Spring Break no habrá tanto público y las canchas de golf que les voy a recomendar son una mejor que la otra (todas sedes del PGA Tour), y además las encontrarán en su mejor momento.

Abril es el mes recomendado y este podría ser el itinerario:

Dia 1: Arribo al aeropuerto de Miami y derechito a Trump Doral. Si alguno tiene algún inconveniente con el dueño del lugar, le recomiendo que se coma el sapo y no mezcle política con placer. El golf en Miami no es muy bueno que digamos, y desde que Trump compró Doral hace más de 10 años todo el resort volvió a brillar. Las 3 canchas están todo el año en excelente estado y no escatimaron gastos en la remodelación de todo el hotel. Así que amigos, derechito a Doral. Desayuno, ducha y al PGA Tour Superstore a comprar todo lo que haga falta para un viaje de golf de varios días. Almuerzo donde mejor les guste y por la tarde a tirar pelotas para prepararse para el primer día de juego.

Dia 2: Les dije que Doral tiene 3 canchas, siendo la Blue la más famosa de todas. Sede del PGA Tour por más de 50 años, hoy recibe al LIV justo antes de jugarse el Masters. No arrancaría por la Blue y jugaría la Red para ir acostumbrándonos al tipo de cancha.

Día 3: Ahora si es el turno de la Blue. La cancha había perdido mucho de su encanto, pero la renovación que Trump le encargó a Gil Hanse le vino muy bien. Los greens son muy difíciles y el hoyo final fue siempre uno de los más emblemáticos y complicados del tour.

Día 4: Turno de la Gold. Una muy entretenida cancha con un hoyo final que no olvidaran, sobre todo si el partido que vienen jugando está igualado. No muy largo, pero con un green isla, es todo lo que necesitamos para que el final sea inolvidable.

Día 4: Despedida en la Blue por que vale la pena jugarla dos veces. Trate de jugar a la mañana el día final, para que una vez que terminen se pegan una ducha, almuerzo y partida hacia el próximo destino: PGA National. Son dos horas de manejo hasta Palm Beach Gardens en donde se encuentra este resort. Al igual que Doral, el lugar tiene 3 canchas, pero solo la Champions vale la pena. Pueden quedarse en las habitaciones del hotel o en unas casitas de dos dormitorios. Personalmente me quedo en el hotel para estar más cerca del desayuno, pileta y driving range. 

Día 5: Como ya vienen acostumbrados les recomiendo arrancar por la Champions. Sede de la Ryder Cup de 1983, PGA Championship en 1987, Senior PGA Championship por muchísimo tiempo y desde hace más de 15 años recibe cada mes de marzo al PGA Tour. Una cancha fabulosa por donde se la mire y con un final que mete miedo. La Trampa del Oso los esperará para poder sentir lo que los profesionales experimentan cuando llegan el domingo al tee del 15.

Día 6: Iría a jugar a North Palm Beach Golf Club. Queda a unos 20’ de PGA National, es pública y Nicklaus la renovó hace unos años. El “oso Dorado” no cobró un dólar por la renovación y le regaló el trabajo a la ciudad donde vive hace 50 años. No es super, pero vale la pena conocerla.

Día 7: Última vuelta en la Champions porque no se pueden quedar con las ganas de volver a jugarla. Les recomiendo dormir esa noche allí porque el siguiente viaje es un poco más largo y por qué un día sin golf viene bien para darle descanso a la espalda. Para distraerse en la zona tienen de todo. Mi mall preferido en USA (The Gardens), si quieren comer un buen sandwich y quizá encontrarse con alguno de los muchos profesionales que viven en la zona, Rinaldi es el lugar indicado. Para italiano una buena opción puede ser Lemonccello y para carne Morton’s o Ruth & Chris son imbatibles.

Día 8: Salida para la zona de Tampa y llegada al Innisbrook Resort. El lugar es de la década del 70 y todo el lugar da aspecto de un poco viejo, pero la cancha Cooperhead es tan buena que bien vale la pena quedarse una noche. Sede todos los años del Valspar Championship, el trazado pone a prueba a los mejores profesionales del tour. Luego de registrarse será hora del almuerzo y golf a la tarde.

Día 9: Segunda ronda en Cooperhead, almuerzo y partida hacia Orlando para llegar a Bay Hill. Esta es una parada obligada y quedarse en Bay Hill es una experiencia que vale la pena. Las fotos en el pasillo del hotel son de las mejores que he visto, la visita a la oficina de Palmer es imperdible y la cancha es de esas que hay que jugar alguna vez.

Día 10: Primera ronda en Bay Hill y les recomiendo tengan mucho cuidado en los primeros 3 hoyos y en los últimos 4. Almuerzo en el bar del club (muy buena la comida) y por la tarde para ir a donde quieran (Disney, Universal, Outlets, Mall at Millenia). Si tienen que recargar pelotas hay un Superstore y Edwin Watts muy cerca de Bay Hill.

Día 11: Vale la pena manejar 20’ e ir a jugar Orange County National. Hay dos canchas allí y cualquiera de las dos son una buena opción. Sede durante muchos años de la Q School para el Korn Ferry Tour, el lugar tiene el Driving Range más grande que haya visto jamás. Es circular para poder tirar con el viento que a uno más le guste.

Dia 12: Ronda final en Bay Hill y partida hacia el último destino del viaje: Ponte Vedra Beach. Aquí hay varias opciones de precio en lo que a hoteles se refiere. Pueden comprar un paquete de 3 noches y 4 rondas quedándose en el Marriott Sawgrass (muy bueno), pueden quedarse en el Hilton Gardens que queda enfrente del Marriott y es más económico, pero si quieren romper el chanchito y estar arriba del mar les recomiendo The Lodge. Sobre la arena con el mar a 30 metros es un lugar increíble. El lugar da para quedarse una semana y jugar otras canchas además de TPC, pero vamos a acotarlo a los dos diseños de Dye. Solo el Marriott Sawgrass tiene paquetes con green fees incluidos.

Día 13: Les recomiendo llegar con mucho tiempo a TPC para poder recorrer un poco el club house. Mucha historia y siempre hay en la entrada un par de señores que te hacen el tour por el club y te cuentan lo que hay que saber. No se entusiasmen con el pro shop y déjenlo para después de jugar porque pueden perder el horario con todo lo que hay. Las dos canchas comparten el mismo driving y yo empezaría por Dye’s Valley. Sede del torneo final del Korn Ferry Tour (allí ganó Grillo en 2015), la Valley es una gran cancha de golf que ha tenido la mala suerte de estar pegada a otra extraordinaria. Mucho más amigable que la Stadium, acá podrán empezar a disfrutar del genio de Pete Dye.

Día 14: Llegó el momento de la Stadium y en el tee del 1 el starter les entregará un bag tag que una vez que terminen lo pueden dejar en el vestuario para que se los graben con su nombre. La época es buena para caminar y jugar con caddie o con pull carts que el club tiene. Se los recomiendo porque generalmente se juega sin poder entrar a los fairways con los carros y eso es un problema. La cancha está diseñada para que los caminos de los carros no se vean por televisión y entonces uno queda lejísimos de la pelota. Toda la cancha es buena y desde el golpe de salida del 1 te pone a prueba. No se asusten porque desde el tee parece angosta, pero los fairways son más amplios de lo que parecen. Por supuesto estarán esperando llegar al 17 y lo encontrarán sobre su derecha luego de pegar el segundo golpe del 16. El final es para mi gusto el mejor de todo lo que se juega en el golf profesional. Alguna tarde/noche tienen que ir a St.Augustine que queda a media hora y es la primera ciudad fundada en Estados Unidos. Vale la pena dar una vuelta por la peatonal y comer en cualquiera de los lugares de la zona.

Día 15: Otra vez la Valley y ahora ya con conocimiento del lugar podrán disfrutarla mucho más. Lugares para comer hay de sobra. La mejor pizza está en Al’s o V Pizza, para pescado puede ir a Cap’s que queda a unos 25’ camino a St.Augustine, buena pasta en Catulos o Poppys, carne en Ruth & Chris, comida más americana en Valley Smoke y la mejor hamburguesa está en Cruisers. Si tienen ganas de manejar 20’ vayan a Atlantic Beach en donde hay buenas opciones para comer y mucha vida nocturna. Si les queda algo para comprar pueden ir a los outlets de St.Augustine o a Town Center. Este último es una especie de mall abierto en donde pueden comprar desde un Tesla hasta un video juego.

Día 16: Última ronda del viaje en la Stadium. Si juegan temprano pueden darse una ducha en el club y partir para el aeropuerto de Jacksonville desde donde tienen vuelo a Miami para conectar al lugar de Latino América que quieran. 

Se habrán dado cuenta que jugaron 5 canchas de PGA Tour a muy pocas semanas de haber sido visitadas por los profesionales. Es el mejor momento para disfrutarlas, el clima es perfecto y será un viaje que no olvidaran. Quizás le puedan agregar algún día más en el medio para descansar, pero en 20 días pueden hacer un viaje que jamás olvidaran. Si les falta uno me sumo con mucho gusto !!!!   

Compartir / Enviar:

Esta entrada tiene un comentario

  1. Luis

    Un genio Paquito nos vimos En los Players este año hace poquito

Deja una respuesta

Comentarios:

Quedo en espera de sus amables noticias.
Luis @ Viajando por Florida
abril 5, 2024 at 12:14 pm
Un genio Paquito nos vimos En los Players este año hace poquito

La Gestión del Golf en el Siglo XXI

Primer libro sobre Gestión Integral de Golf en el Mundo.

¡Regístrate y accede a todo el contenido del libro!

Acceso a Leaderboards:

Calendario Tours:

mayo 2024
No event found!
Prev Next

Newesletter: