Presentado por:

El crecimiento del golf y los factores determinantes.

[tta_listen_btn]

El rol de los tomadores de decisiones de las propias organizaciones y de otros actores

Como siempre decimos desde estas columnas de opinión nos hemos fijado la idea de impulsar reflexiones sobre temas que tengan que ver con la idea de generar mejores acciones para hacer crecer la cantidad de golfistas con mayor vigor.

En ese orden de ideas para abrir el fuego planteo la siguiente pregunta: ¿Creen ustedes que el golf crecerá más por efecto de las decisiones de los dirigentes de las propias organizaciones del golf o por la impronta de decisores externos a esas organizaciones?

Hagamos un repaso generalista sobre el crecimiento del golf en las últimas décadas.

Podemos decir que el golf creció en el pasado de manera determinante gracias al impulso del real estate, con los country clubs y los hoteles resorts con canchas de golf como estandartes del nacimiento de miles de nuevos golfistas.

Los inversores inmobiliarios en esas dos categorías han sido un gran puntal en el desarrollo del golf en muchas partes del mundo. En este sentido, el maridaje del golf con el turismo ha impactado fuertemente en el mundo del golf. Millones quieren viajar y jugar al golf.

Y hace poco con el efecto de la pandemia COVID 19 el golf también creció de forma exponencial. No hubo lugar en el mundo donde el efecto pandemia no hiciera crecer el golf de manera sorpresiva si se quiere. Un cisne negro apareció y nos hizo crecer.

O sea, la influencia de dos factores fuertes que no tuvieron origen en los propios dirigentes del mundo del golf hicieron crecer nuestro deporte de manera relevante.

Fueron decisiones exógenas a los directores de las organizaciones típicas del golf.

Y últimamente están aflorando con intensidad los modelos TOP GOLF y todo un mundo de golf virtual, indoors golf, off course golf o como le quieran llamar, a mi criterio denominado “golf disruptivo” que se diferencia del golf tradicional, desarrollo golfístico que tampoco provino de los decision makers del mundo del golf sino principalmente de mentes provenientes del ecosistema de la tecnología.

El maridaje del golf con la tecnología es una tendencia de crecimiento imparable.

En la película “El Juego de la Fortuna” que protagoniza Brad Pitt como entrenador general de un equipo de beisbol se produce una apuesta contra la escuela antigua de reclutamiento de talentos en el mundo del béisbol que finalmente termina triunfando y de alguna manera revolucionando el mundo de ese deporte en los EEUU.

Se trató de una visión por fuera de las lógicas tradicionales que gestionaban las decisiones de ese deporte. Sólo un ejemplo de los miles que hay y que nos ilustran que no siempre desde las propias entrañas de un sector surgen las mejores ideas.

Podemos señalar entonces que tres factores han incrementado el número de practicantes de nuestro deporte de manera notoria como señalábamos al inicio de esta columna: el maridaje entre el golf y el real estate en sus dos versiones más destacadas, la pandemia COVID 19 y su tremendo efecto haciendo del golf el deporte rey y desde hace un tiempo a la fecha el modelo TOP GOLF y los desarrollos tecnológicos asociados al golf.

Ninguna de esas decisiones, emanaron de los decisores tradicionales de la propia industria del golf. ¿No resulta extraño? ¿Qué hubiera pasado si esas decisiones no hubieran ocurrido? ¿A qué velocidad hubiera crecido el golf? ¿Cuántos jugadores menos existirían en el mundo del golf? Resultan análisis contra fácticos difíciles de respuesta.  

Igualmente podemos subrayar que quienes han sido determinantes de ese crecimiento del golf son actores ajenos al núcleo duro de las organizaciones del mundo del golf que ven cosas para hacer crecer el golf que no ven los propios dirigentes del mundo del golf.

Nos preguntamos si los dirigentes del mundo del golf seguirán en “modo conservador”; si seguirán sin discutir nuevas ideas para hacer crecer el golf de manera exponencial con formas de acción más creativas o si seguirán creyendo que con las mismas decisiones de siempre harán crecer al golf de forma más intensa.

El golf está pasando por un buen momento a nivel mundial porque el efecto pandemia lo colocó en un pedestal muy importante convirtiéndolo en el deporte rey porque resultó uno de los pocos deportes que aún pandemia mediante se pudo practicar revalorizando su importancia para la salud de las personas en un ambiente al aire libre.

Quienes desde hace años estamos insertos en el mundo del golf debemos abrir nuestras mentes, escuchar otras visiones, entramarnos con actores de otros sectores -polinizar como ahora se dice-, hacer reuniones de lluvia de ideas e impulsar políticas que hagan crecer al golf de manera exponencial ya que el mercado inconquistado es enorme a nivel mundial.

¿Quién organizará el primer congreso para debatir cómo hacer crecer el golf con ideas originadas en las propias organizaciones del mundo del golf? ¿Seguiremos creyendo en las mismas ideas de siempre? ¿Con quienes tenemos que polinizar para lograr un mayor número de practicantes? ¿La disrupción del crecimiento estará más en actores ajenos que en sujetos propios?

Les dejo abierta la inquietud. 

Compartir / Enviar:

Deja una respuesta

Comentarios:

Luciano Moreno
Luciano @ Costa del Golf
julio 19, 2024 at 1:29 pm
Paco podrías una.lista de las 10 mejores canchas de la costa del sol ,muchas Gracias
My partner and I stumbled over here different website and thought I should check things out. I like what I see so i am just following you. Look forward to…
Mís Favoritos son Akshay Bhatia, Collins Morikawa Scottie, las posibles sorpresas, Tony Finau,Sahith Theegala

La Gestión del Golf en el Siglo XXI

Primer libro sobre Gestión Integral de Golf en el Mundo.

¡Regístrate y accede a todo el contenido del libro!

Acceso a Leaderboards:

Calendario Tours:

¡No hay eventos!
Anterior Siguiente

Newesletter: